La Colección Textos y Estudios "Cardenal Cisneros" (TECC) publica "El Apocalipsis: pautas literarias de lectura"

El Apocalipsis esEl Apocalipsis es uno de los libros más enigmáticos de la Biblia. A lo largo del tiempo ha recibido 
El Apocalipsis: pautas literarias de lectura
"El Apocalipsis: pautas literarias de lectura" es el nuevo número de esta colección. Su autora, Lourdes García Ureña, es profesora de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación (Universidad CEU-San Pablo).
 
El Apocalipsis es uno de los libros más enigmáticos de la Biblia. A lo largo del tiempo ha recibido diferentes interpretaciones; sin embargo, su valor literario ha sido cuestionado. La obra presente muestra que el Apocalipsis es un texto escrito para ser leído en voz alta. Su autor, Juan de Patmos, lo ha ido configurando minuciosamente de manera que el oyente/lector vea lo que él contempló, escuche lo que oyó y participe de algún modo de sus vivencias. Esta es la razón por la que elige una forma literaria peculiar, próxima al cuento, que le permite interpelar al oyente/lector, utilizar con flexibilidad las coordenadas espacio-temporales, dramatizar el texto o detenerse en descripciones.
 
La autora, sirviéndose de las aportaciones de la Teoría de la Literatura, ofrece al lector contemporáneo un modo nuevo de leer el Apocalipsis, que le permite escuchar de viva voz el relato de las visiones y audiciones de Juan.
 
García Ureña, LourdesEl Apocalipsis: pautas literarias de lectura. Madrid: CSIC, 2013. Colección Textos y Estudios "Cardenal Cisneros" de la Biblia Políglota Matritense (TECC); 79. Dirigida por María Victoria Spottorno Díaz-Caro (ILC, CCHS-CSIC)
audiciones de Juan. uno de los libros más enigmáticos de la Biblia. A lo largo del tiempo ha recibido 
 
diferentes interpretaciones; sin embargo, su valor literario ha sido cuestionado. La obra presente 
 
muestra que el Apocalipsis es un texto escrito para ser leído en voz alta. Su autor, Juan de Patmos, lo 
 
ha ido configurando minuciosamente de manera que el oyente/lector vea lo que él contempló, escuche lo 
 
que oyó y participe de algún modo de sus vivencias. Esta es la razón por la que elige una forma 
 
literaria peculiar, próxima al cuento, que le permite interpelar al oyente/lector, utilizar con 
 
flexibilidad las coordenadas espacio-temporales, dramatizar el texto o detenerse en descripciones.
La autora, sirviéndose de las aportaciones de la Teoría de la Literatura, ofrece al lector contemporáneo 
 
un modo nuevo de leer el Apocalipsis, que le permite escuchar de viva voz el relato de las visiones y 
 
audiciones de Juan.